Humildad y grandeza de la respiración

Respiración cósmica
Respiración consciente
La respiración consciente es el mejor regalo que podemos hacernos a nosotros mismos y a los demás

Vivimos en una cultura amante de la tecnología y de lo complejo. Mientras más complicado sea un aparato mucho más fascinante y atractivo nos parece. Nos atrae lo complicado y menospreciamos lo simple.

Sin embargo, es lo simple y lo sencillo lo que sustenta nuestra vida, como es el caso de la respiración.Seguir leyendo

Respirar con todo el cuerpo

Respirar con plenitud
Respirar globalmente
Respirar con todo el cuerpo, respirar globalmente

Normalmente, cuando en un grupo inicial de alumnos pregunto -¿con qué respiramos?-, me suelen contestar -con los pulmones-. Cuando me escuchan decir que no, que ventilamos con los pulmones pero que respiramos con todo el cuerpo, suelo encontrar caras de extrañeza.

Ya he comentado en otros post, la importancia que tiene la respiración en el proceso de desarrollo humano. Por eso, dentro del Entrenamiento Sofrodynámico, el entrenamiento de la respiración ocupa un lugar esencial.Seguir leyendo

La maravilla de nuestra respiración

Respiración como camino hacia el interior
Respiración como camino hacia el interior
Descubrir al Ser Interior

Hoy me gustaría dejaros un pequeño relato.

Hace años que lo escribí después de que surgiera de forma espontánea en una de las clases de Sofrodynamia®, cuando les explicaba a los alumnos sobre la respiración.

Les decía que la respiración individual no es más que un pálido reflejo de la gran respiración cósmica del universo, en la que todos los seres nos encontramos conectados y de la cual participamos.Seguir leyendo

Ser Respiración

ser respiraciónUna de las herramientas más importantes del entrenamiento sofrodynámico es, sin duda, la respiración.

Con frecuencia, suelo decir a los alumnos que, si sólo pudiera explicar una sola cosa de todas las que comentamos durante un taller de Sofrodynamia®, necesariamente elegiría la respiración.

Y esto es así porque a partir de ella podemos construir todo lo demás, pero sin una respiración armónica y fluida difícilmente avanzaremos en lo que se refiere a la salud y al desarrollo humano.

Dentro del entrenamiento sofrodynámico, la práctica de la respiración consciente posee, pues, una especial relevancia, y se distinguen cuatro niveles diferentes en su aprendizaje.

El primero de ellos se refiere a la toma de consciencia y a la identificación del Patrón Respiratorio Personal, con la posterior eliminación de los bloqueos detectados.

El segundo, está dedicado a expandir la respiración a todo el cuerpo para sentir que, si bien ventilamos con los pulmones, la verdadera respiración es un fenómeno global.

En el tercer nivel el alumno será capaz de proyectar su respiración hacia cualquier parte del cuerpo y focalizarla en esa zona. Aquí existe ya un mayor control de la técnica respiratoria.

Y, finalmente, llegamos al último nivel, pasamos de respirar como fenómeno psicofisiológico a “Ser Respiración”, lo cual inaugura un aspecto espiritual de la misma. De esto último me gustaría comentar algunas cosas.

Conseguimos acceder a este punto cuando somos capaces de gestionar la respiración con un cierto nivel de fluidez. A partir de estos momentos es posible trascender dicha técnica para que aparezca el “arte de respirar”. Es algo así como olvidar lo aprendido para, simplemente, dejarnos respirar.

Suelo decirle a los alumnos “déjate respirar, porque tu respiración sabe qué hacer”, y “trata de respirar como si todo tú fueses respiración, como si la respiración te respirase, como si todo el universo respirase en ti”.

Muchos se preguntan, ¿qué es eso de dejarse respirar?

Dejarse respirar significa ser permeables a la respiración y no ofrecer obstáculos. Es dejarse inundar por la fuerza y el ritmo vital de la respiración como algo que unifica  las distintas esferas del ser.

Es algo así como armonizarse con el universo, accediendo a comprensiones más trascendentes, las cuales, muchas veces, tenemos dificultad en explicarlas o en trasmitirlas con palabras comunes, porque “Ser Respiración” es una experiencia radicalmente profunda y no una mera conceptualización.

Ser respiración es algo que aparece de forma espontánea cuando hemos dedicado un tiempo suficiente a practicar la respiración conscientemente, por tanto, es un tipo de “experiencia emergente”, es decir, aquellas que aparecen sin que podamos saber cuándo. Nuestra tarea al respecto consiste en estar preparados para que lo que haya de suceder, suceda. Me recuerda a lo que se decía en un cuento de Tony de Mello, “no podemos hacer nada para que amanezca, pero si podemos tratar de que nos pille despiertos”.

Llegar a “Ser Respiración” constituye, pues, uno de los mejores regalos que podríamos hacernos a nosotros mismos y a quienes nos rodean, porque es la clave para facilitar el encuentro más profundo con nosotros mismos y con los demás.

Respiración y salud

respiración y salud“Con mucha frecuencia  la respiración consciente no se valora en el campo de la salud como debiera. Para muchos, respirar conscientemente es algo que atañe a los practicantes de ciertas disciplinas tipo yoga, Tai Chi, etc., y más allá de dichos practicantes es como si eso de respirar no tuviese relación alguna con os procesos de salud y enfermedad.

Nada más lejos de esa apreciación. La realidad diariamente nos demuestra lo contrario. Y podría afirmarse sin ninguna duda que aquellos que no saben respirar tendrán una salud más deficiente que aquellos otros que dominan dicho arte.

Porque aprender a respirar adecuadamente s un arte, también una ciencia, y como tal puede ser enseñada y aprendida.

¿Por qué es tan importante aprender a respirar adecuadamente?

Si queremos responder a esta pregunta con una sola y contundente afirmación  podríamos decir: porque nuestra salud, lo sepamos o no, depende de ello.

Pero además de esto, que por sí sólo ya justificaría un entrenamiento respiratorio, sabemos también que un patrón respiratorio adecuado reporta a la persona unos beneficios sumamente importantes, bastante más de lo que podríamos imaginar.

A continuación voy a enumerar una serie de beneficios que pueden obtenerse cuando, gracias al aprendizaje conseguimos respirar de una forma correcta.

 

  • ELIMINAMOS LA SENSACIÓN DE TENSIÓN. La vivencia de la distensión en nuestra corporalidad requiere de una respiración adecuada. La correcta respiración es, pues, un ingrediente imprescindible para  poder sentirnos mejor.

 

  • PRODUCE UNA REGULACIÓN A NIVEL DEL SNV (SIMPÁTICO Y PARASIMPÁTICO). La respiración es la herramienta más potente de la que disponemos en orden a regular el Sistema Nervioso Vegetativo. Esto reportará favorables consecuencias para nuestro organismo en lo que a salud se refiere.

 

  • MEJORA EL RENDIMIENTO FÍSICO. El rendimiento muscular estará en relación con el apropiado aporte de oxígeno al músculo y, obviamente, la respiración es la función encargada de realizarlo. Además, por experiencia, seguramente hemos comprobado la importancia que tiene un patrón respiratorio apropiado a la intensidad y tipo de esfuerzo que realizamos.

 

  • AYUDA A ESTABILIZAR EL NIVEL MENTAL. La respiración y el pensamiento son dos elementos del sistema especialmente conectados entre sí. Cuando mediante el establecimiento de la quietud corporal, regularizamos la respiración, entonces el pensamiento se calma.

 

  • PRODUCE UNA MEJOR DISTRIBUCIÓN DE LA ENERGÍA DISPONIBLE POR EL ORGANISMO. El rendimiento energético global, no sólo el muscular, estará relacionado con una correcta respiración. Cada órgano necesita respirar de forma apropiada para cumplir sus funciones.

 

  • ES ÚTIL EN EL TRATAMIENTO DE CIERTOS PROBLEMAS FÍSICOS Y MENTALES. En ciertos casos, podemos recurrir a la respiración como herramienta terapéutica. Diversos trabajos de investigación han demostrado la eficacia del uso de las técnicas respiratorias para tratar ciertas patologías.

 

  • ACTÚA POSITIVAMENTE SOBRE LOS PROCESOS DE ENVEJECIMIENTO CELULAR. Esto se debe a que la respiración adecuada produce una menor fabricación de radicales libres, los cuales están relacionados con el envejecimiento celular, se puede decir que respirar con corrección nos ayuda a envejecer mejor.

 

  • PERMITE PROFUNDIZAR EN EL MUNDO EMOCIONAL. Al igual que en lo referente al pensamiento, respiración y emoción, estarán íntimamente relacionados. Existen, además, una gran cantidad de técnicas que relacionan ciertos ejercicios respiratorios con un determinado entrenamiento de la esfera emocional.

 

  • FAVORECE LOS ESTADOS MEDITATIVOS Y DE LA CONCENTRACIÓN. Desde la antigüedad, la respiración se ha establecido como el soporte más sencillo, potente y profundo para alcanzar determinados estados especiales de consciencia. Muchas meditaciones se basan en la focalización concentrativa y atenta del fenómeno de la respiración.

 

  • ES  UNA HERRAMIENTA UTIL EN DISTINTAS TÉCNICAS PSICOLÓGICAS. Ya he mencionado que, tanto para el tratamiento como para la prevención, la respiración es una herramienta útil. Existen diversas técnicas en el campo de la psicología convencional y sobre todo la psicología transpersonal, en la que el entrenamiento respiratorio se convierte en un elemento esencial.

 

  • AYUDA A PREVENIR Y A TRATAR LA PATOLOGÍA POR ESTRÉS. La patología del estrés se acompaña de una disarmonía a nivel vegetativo. Todas aquellas técnicas que producen un efecto regulador sobre este sistema nos ayudan a prevenir y tratar las repercusiones de la patología por estrés.

 

  • FACILITA LA APERTURA A NUESTRA DIMENSIÓN ESPIRITUAL. Posiblemente, si exceptuamos la importancia para el mantenimiento de la vida, éste sea el ámbito más importante y fascinante que podemos encontrar en la respiración, ya que nos conecta con nuestra verdadera naturaleza, con lo que realmente somos y  hemos olvidado. El uso espiritual de la respiración nos permite expandir nuestra consciencia hasta llegar a experimentar estados especiales en los que nos fundimos con  el cosmos.

Así, que más tarde o más temprano, caso de que quieras mejorar tu salud y seguir avanzando por la senda del desarrollo humano, habrás de dedicar tu tiempo y tu esfuerzo a aprender a respirar conscientemente.