Consejos para la circulación

La circulación, tanto arterial como venosa, requiere de determinados cuidados a lo largo de todo el año, pero durante la época estival, debido a las altas temperaturas, dichos cuidados merecen ser más tenidos en cuenta.

El calor produce una vasodilatación que empeora el funcionamiento de las válvulas venosas, de por sí insuficientes, en las patologías varicosas.

Para tratar de mejorar esta situación, disponemos de una serie de recomendaciones generales para tratar de mejorar la circulación periférica pero que también son de utilidad para otras patologías circulatoria, como por ejemplo las hemorroides.Seguir leyendo