Hidroterapia en casa: Los chorros de agua fría en las piernas

Como ya comenté en otro texto, podemos utilizar el baño o la ducha no sólo con fines higiénicos sino también como una forma sencilla y barata de mejorar nuestra salud aplicando ciertos tratamientos con los medios que disponemos.

Uno de ellos son los chorros de agua fresca sobre las piernas para mejorar la circulación.

Sabemos que el agua fría tonifica los vasos sanguíneos y favorece la circulación de retorno venoso, beneficiando mucho a las personas con varices. Además, por su efecto mecánico ejerce también una acción bastante interesante sobre la piel y tejidos subyacentes, tonificando los músculos, ayudando a disolver la grasa y previniendo la aparición de celulitis.Seguir leyendo