Cuidado con los antibióticos

Los hábitos saludables son el mejor preventivos de las enfermedades

Mis padres tuvieron un primer hijo, un hermano mayor al que no conocí, que falleció con algo mas de dos años víctima de una enfermedad respiratoria. Ellos me contaron que de haber podido adquirir penicilina, posiblemente, el desenlace hubiese sido otro. Pero a principios de los años cuarenta la penicilina no había llegado todavía a nuestro país. Al parecer podía conseguirse en Gibraltar, pero mis padres carecían de los medios necesarios para ello.

No cabe duda que los diversos avances científicos en el campo de la salud, como es el caso del descubrimiento de los antibióticos, han aportado a la humanidad unos beneficios incalculables. No obstante, hay ocasiones en las que dichos avances se utilizan de un modo tan poco apropiado que comienzan a generar más problemas de los que debieran. Seguir leyendo