Respiración y desarrollo humano | Centro Medicina Integral
    • 22 SEP 11
    • 0
    Respiración y desarrollo humano

    Respiración y desarrollo humano

    Respiración y desarrollo humano

    La respiración es uno de los elementos clave en el proceso de desarrollo humano

    Más allá de las consideraciones meramente fisiológicas acerca de la respiración, las cuales nos enseñan la importancia vital que dicha función tiene para el ser humano, podemos aproximarnos a ella desde un enfoque en el que la armonización de la  respiración se considera como uno de los elementos fundamentales en el camino del desarrollo personal.

    Si nos atenemos al esquema sofrodynámico de entrenamiento y lo aplicamos a la respiración, nos daremos cuenta que el primer nivel del mismo está dedicado a la toma de consciencia del Patrón Respiratorio Personal y a la eliminación de bloqueos.

    La respiración es un fenómeno que posee una cierta inteligencia natural. En general, se sabe que nuestro cuerpo posee una sabiduría innata, una inteligencia primigenia gracias a la cual es capaz de saber en todo momento que tiene que hacer. Cuando perdemos contacto con esa fuente de conocimiento interior, se establecen nudos y bloqueos respiratorios y energéticos que nos alejan de nuestro estado de salud.

    Respiración sutil

    La respiración ha de ser suave y al mismo tiempo profunda

    De algún modo, se podría decir que la mayoría de las personas padecen un cierto grado de “enfermedad” en su respiración, ya que mantienen, muchos de ellos, patrones respiratorios incorrectos durante años.

    Debido  a la conexión que existe entre la dimensión respiratoria, la esfera del pensamiento, la afectividad y  el aspecto energético del ser, es posible entender como una respiración alterada, en cuanto a su patrón de base, es incompatible con un estado de salud global y, por supuesto, de desarrollo espiritual.

    Basta solamente con dedicar un  cierto tiempo a la práctica respiratoria de tipo concentrativo o de tipo contemplativo, observando con mirada atenta, amorosa y ecuánime el fenómeno presente de nuestra propia respiración, como para que el placer y la alegría que sustenta la vida emerjan desde lo más profundo de nuestro ser.

    Si tenemos la suerte de observar como respira un bebe sano, contemplamos a un verdadero maestro del arte de respirar. Más bien, estamos siendo testigos de cómo la respiración “lo respira”, ya que no pone obstáculos ni bloqueos. La presencia de la propia fuerza vital conectada al proceso de respirar es la que lleva la batuta en el proceso. Esta armonía primordial que se percibe en la respiración natural y del bebé solamente se rompe cuando aparece un fenómeno disruptivo, tal como un cierto displacer o una enfermedad.

    Cuando te permites que “la respiración te respire”, algo maravilloso sucede

    Respiración y universo

    La respiración consciente nos conecta con el universo

    dentro de ti, se experimenta una sensación de gran alegría y paz, de distensión, de apertura y, en muchos casos, de liberación y drenaje emocional, abriéndonos las puertas para una experiencia de un nivel más sutil y, en cierto modo, más profundo.

    Respirar incluye al mismo tiempo una especie de analogía, de metáfora, de nuestra propia vida. Así que “dime como respiras y te diré como vives la vida”.

    Dejarse respirar incluye una cierta posición de apertura vital, de provisionalidad, de entrega, de dejarse hacer, de no querer atrapar ni congelar el momento sino muy por el contrario dejarlo fluir.

    Dejarse respirar, es también, permitirse quedar a la merced de las fuerzas cósmicas que invisiblemente armonizan nuestro ser.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply