“Solemos vivir apresurados y con más tareas de las que podemos abarcar, pero no debemos buscar en el bullicio y la agitación lo que sólo encontraremos en la profundidad del silencio, porque es ahí, en ese preciado lugar, donde susurrante y suave escucharemos los mensajes del corazón” (ANF)

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.