Esto no es más lento

No es más lenta
No es más lenta
Existe la creencia errónea de que la Medicina Integrativa es más lenta

Existe la creencia bastante extendida de que tratarse mediante algunos de los procedimientos de la Medicina Integrativa es más lento que realizar un tratamiento convencional. Dicha creencia es totalmente falsa y errónea.

Este artículo podía acabar justo aquí, sin embargo me parece más oportuno explicar las razones del por qué de mi rotunda afirmación.

Dicha creencia es, simplemente, lo que R. Dawkins llamó un “meme”, una unidad de difusión cultural que se transmite de individuo a individuo, independientemente de su veracidad.Seguir leyendo

Cuando escucho dieta blanda, me tiemblan las piernas

Dieta blanda
Dieta blanda
Una dieta blanda no es un adieta astringente

Cuando recibo una nota de mi secretaria o leo un mail en el que me dicen que un paciente está con diarreas desde hace tiempo y que está tomando dieta blanda, me quedo que no me siento las piernas, como en las películas de Rambo, y agradezco que la mayoría de las veces me pille sentado en el sillón, ya que así evito caerme al suelo.

Se preguntarán ustedes el por qué de lo desmesurado de mi reacción, así como el misterio que entraña mi respuesta cuando escucho en la misma frase diarrea y dieta blanda.

Pues no tengo inconveniente en desvelarlo. Seguir leyendo

¿Qué pasa con los ataques a la homeopatía?

Ataques a la homeopatía
Ataques a la homeopatía
¿Qué pasa con los ataques a la homeopatía?

Hace un par de años, cuando una de mis hijas se encontraba estudiando bachiller, uno de sus profesores, aprovechando aquello de que el Pisuerga pasa por Valladolid, comenzó a arremeter contra la homeopatía con más visceralidad que acierto, según pude entender por el relato.

Coincidía que por aquellas fechas numerosos medios de comunicación expresaban, como si de una especie de canto coral se tratase, los mismos argumentos. Seguir leyendo

Hoy comienzo un nuevo apartado

Diario de un médico integrativo
Diario de un médico integrativo
Aventuras y desventuras de un médico integrativo

Con este artículo inauguro una nueva categoría dentro de mi blog, “diario de un médico integrativo”, algo así como mis aventuras y desventuras en el día a día.

Hace tiempo que me rondaba la idea de escribir algo de este estilo, más personal y menos técnico, pues hasta ahora solamente he escrito artículos expositivos y, en algunos casos, pensamientos a modo de reflexiones.

Pero, con frecuencia, en el día a día de la consulta, me surgen situaciones diversas de las que me apetecería poder comentar y compartir, guardando por supuesto celosamente el secreto profesional al que me debo. Seguir leyendo

Maestros en fastidiarse

Maestros en fastidiarse
Maestros en fastidiarse
Hay maestros en el arte de fastidiarse ellos solos

Aunque no lo sepamos, cada uno de nosotros somos expertos en algo.

Los hay en todos los campos imaginables (deportes, cocina, ciencias, arte…), pero existe un tipo de maestría que sería mejor no tener, y es la que consiste en la de ser «maestro en crearse problemas», sin necesitar nada ni nadie para ello.

Conozco a unos cuantos expertos en eso. Más de lo que quisiera.

Pero lo habitual es que ellos mismos no conscientes de ello y desconozcan cuan hábiles son y qué alto nivel de destrezas han desarrollado para acrecentar su propio sufrimiento.

Tal vez no hayan aprendido que podrían hacer otra cosa mejor, en lugar de fastidiarse a sí mismos y, de paso, también a quienes le rodean.

Lo normal es que se pasen la vida quejándose de lo mal que les va, o de lo poco que los comprenden los demás, o de cualquier otra cosa. Pero difícilmente llegarán a realizar activamente los cambios que necesitarían para mejorar.

Como el proceso anterior suele ser no consciente, un consejo interesante para no caer en esta ciénaga mental sería el de asumir de una vez por todas que somos nosotros mismos los verdaderos responsables de la felicidad o del sufrimiento de nuestra vida.

Y aunque resulte más cómodo echarle la culpa de nuestros males a los demás, no imaginamos lo dañino que resulta eso y, por el contrario, lo liberador que llega a ser el hecho de saberse responsables de nuestro propio destino.