Navidad, salud y desarrollo humano

La Navidad es un buen momento para pararse y mirar en nuestro interior

Hoy día sabemos que la Navidad que celebramos fue la cristianización de antiguas fiestas invernales paganas que, según parece en estos momentos, algunos tratan de paganizar de nuevo con un interés y pasión que en ocasiones raya lo ridículo, pues no distinguen entre lo que es religiosidad y lo que es tradición cultural acrisolada por el paso de los siglos.

No pretendo aquí entrar en consideraciones religiosas, pero quienes me conocen saben que soy partidario de que los seres humanos deberíamos volver a conectar con la “magia de las estaciones”. Deberíamos tratar de recuperar el sentido trascendente de ciertos acontecimientos anuales que vienen celebrándose en el mundo desde tiempos inmemoriales.

Uno de ellos es la Navidad. Seamos creyentes o no, la Navidad, es un tiempo especial en el calendario que nos ofrece diversas propuestas que haríamos bien en tomar en cuenta, sobre todo para aquellas personas que tratan de vivir su vida en clave de desarrollo humano.Seguir leyendo

A veces exploto con quien menos culpa tiene

Aprende a gestionar el estrés armoniza nuestra propia vida y ayuda a los que nos rodean
Aprende a gestionar el estrés armoniza nuestra propia vida y ayuda a los que nos rodean

Seguramente en mas de una ocasión habremos escuchado, o incluso habremos dicho, la expresión que encabeza este post, “a veces exploto con quien menos culpa tiene”.

Esto suele suceder cuando vamos acumulando tensiones en el día a día, debido a los distintos acontecimientos cotidianos que experimentamos y, al mismo tiempo, carecemos de la capacidad de contrarrestar los efectos de dichas tensiones. Es como una especie de desequilibrio entre los estímulos estresógenos que recibimos y  los recursos para hacerles frente.

Debido a ello, con frecuencia trasladamos el estado de ánimo de un lugar a otro, es decir, si tenemos un problema en el trabajo lo llevamos hasta nuestro hogar o viceversa.Seguir leyendo

Los rituales neuróticos

ritual neurótico
u Cuando no controlamos la tensión interna tenemos un problema

Muchas personas pretenden que la vida transcurra como ellos habían previsto. Sin embargo, unas veces sucede y otras no. También existen otros sujetos que viven permanentemente preocupados por la posibilidad de que puedan suceder cosas que ellos no controlan.

Cuando las cosas suceden de un modo diferente al que se espera o suceden cosas no previstas, se suele generar una tensión que, si no es convenientemente resuelta, podrá dar lugar a un conflicto. Hay quienes piensan que una neurosis no es más que la discordancia entre nuestras expectativas y la realidad.Seguir leyendo

Aprender a envejecer

envejecer
Aprender a envejecer es una oportunidad para mejorar nuestra vida

¿Cuantos años os gustaría vivir? Posiblemente muchos, pero sabiendo que más que la cantidad es la calidad de los mismos lo que marca la verdadera diferencia entre una vida significativa respecto a otra que no lo es.

Es curioso como algunas personas consideran un mal día la fecha de su cumpleaños, ya que les recuerda que son un año más mayores. Lo curioso es que lo que en principio debería ser un momento para celebrar la vida, hay quienes lo convierten en un tiempo para la infelicidad.Seguir leyendo

Respeta tu propio ritmo

Vellcidad
Vivimos en un mundo especialmente veloz

Vivimos en un mundo de prisas en el que todo parece suceder a una velocidad de vértigo. Muchas veces ni siquiera hemos asimilado un cambio cuando ya estamos inmersos en el siguiente.

Ese ritmo trepidante con el que ocurren las cosas ha generado una tendencia a considerar que el hecho de ser más rápido que los demás para llegar primero, aunque no se sepa muy bien a donde, se haya convertido en un valor deseado.

Es cierto que bien gestionado, la rapidez, puede ser una magnífica herramienta. Pero no olvidemos que en la famosa fábula, la tortuga venció a la liebre, no tanto por velocidad sino por constancia. Pero la constancia, hoy día, parece ser menos popular que la velocidad. Seguir leyendo

Cuál es tu camino…

Camino
No deberíamos olvidar descubrir nuestro camino

¿Sabes cuál es tu camino o no tienes tiempo para plantearte esas cosas?

Si es lo segundo, ¡pues vale!, entonces es posible que un día te des cuenta que has llegado a donde no querías y has vivido sin percatarte de lo que éste tenía preparado para regalarte.

Cada uno de nosotros vive de forma única e irrepetible. Hacer que nuestra vida llegue a ser suficientemente significativa forma parte de nuestra tarea en el mundo y de nuestro compromiso como seres humanos.Seguir leyendo

No te comas más el coco

comerse el coco
Los pensamientos van y vienen, generando angustia y malestar

¿Cuántos pensamientos crees que tenemos al cabo de un día? ¿De ellos, cuántos tienen que ver con problemas preocupaciones, etc?

Según parece, la mente no para ni de día ni de noche. Durante la vigilia no deja de generar pensamientos, estemos haciendo lo que estemos haciendo, y durante la noche fabrica los ensueños, unas veces tranquilos y agradables y otras veces no tanto. Poco tiempo nos encontramos con la mente enfocada, atenta, centrados en un sólo objeto, es decir, viviendo el momento presente.Seguir leyendo

El compañero espiritual

compañero espiritual
      El compañero espiritual      nos ayuda a realizarnos

Son muchas las personas que a lo largo de la vida comparten con nosotros una parte del camino. A todos ellos podríamos considerarlos como compañeros de viaje en este devenir que es la vida.

Con algunos tendremos una relación más próxima, con otros más lejana. Pero siempre sabremos que se encuentran ahí.

Incluso hay personas a los que hace muchos años que no vemos pero los consideramos cercanos y, con cierta frecuencia, si nos volvemos a reencontrar, parece como si fuese ayer mismo cuando nos vimos por última vez.Seguir leyendo

¿Dormir o despertar?

dormidos
Dificilmente podremos vivir una vida plena si de,maullamos dormidos

Cuando reflexiono acerca de lo que significa vivir en plenitud siempre aparece en mi mente la noción de despertar de manera inseparable de lo anterior.

Tal vez porque haya tenido la suerte de haber recibido enseñanza de algunos maestros a los que considero “despiertos” que han explicado este estado de la mente de una forma sencilla y clara.

Pero a lo largo del tiempo he observado que mientras hablar de vida plena nos resulta cercano, introducir la noción de despertar suena lejano, como si fuese algo destinado a los yoguis del Himalaya o al reducido ámbito de los maestros orientales.Seguir leyendo

Acoger lo inesperado

inesperado
Con frecuencia, lo inesperado sucede en nuestra vida

Los seres humanos vivimos bajo el engaño de pensar que podemos hacer cosas para sentirnos totalmente seguros y que somos capaces de prevenir cualquier riesgo para nuestra salud, para nuestra vida o para la salud y la vida de quienes nos importan.

 

Muchos anuncios, sobre todo del ramo de “seguros” (es curioso que utilicen esta palabra) ofertan eso.

Evidentemente, esa pretendida seguridad es sólo un espejismo de la mente que nos hace sufrir más de lo que nos beneficia.

Porque no caemos en la cuenta de que vivimos en un mundo cambiante donde suceden cosas que no podemos prever, y sobre las que, en muchos casos, tampoco podemos hacer nada para que no sucedan.Seguir leyendo