Substancias con carácter dopante | Centro Medicina Integral
    • 19 MAY 13
    • 0
    Substancias con carácter dopante

    Substancias con carácter dopante

    dopingPor Dª Gracia María Casado, Nutricionista y colaboradora del CMI Dr. Nougués Lo primero de todo al hablar de dopaje o doping, es saber a qué nos referimos con este término. Pues bien, de acuerdo a la definición de la Agencia Mundial Antidopaje, el doping es la violación a cualquiera de estas reglas:

    1. La presencia de una sustancia prohibida, sus metabolitos o marcadores, en el cuerpo de un atleta.
    2. El uso, o intento de uso, de una sustancia o método prohibidos.
    3. Rehusarse a suministrar una muestra, no hacerlo sin causa justificada, o evadir de cualquier modo la recolección de muestras.
    4. No estar disponible para las pruebas fuera de competición, no presentar los papeles debidos, o no indicar dónde se encuentra en todo momento (en tres ocasiones a lo largo de 18 meses)
    5. Hacer trampa, o intentar hacer trampa de cualquier forma durante los controles.
    6. La posesión de sustancias prohibidas o de métodos prohibidos.
    7. La compraventa o intento de compraventa de sustancias prohibidas o de métodos prohibidos.
    8. Administrar o intentar administrar sustancias o métodos prohibidos a un atleta, o ayudar, alentar, asistir, encubrir o entrar en cualquier tipo de complicidad que involucre una violación o intento de violación de una regla antidopaje.

    En la actualidad son numerosas las noticias que se pueden escuchar al respecto, frente a los múltiples y numerosos estudios e investigaciones que ratifican sus efectos contraproducentes y la no necesidad de su uso; estando a favor de  hábitos saludables y una alimentación sana  para lograr y garantizar el máximo rendimiento deportivo, sin necesidad de sustancias extrañas para nuestro organismo. En cualquier caso son múltiples las acciones que siguen llevándose a cabo, y que nunca saldrán a la luz. La mayoría de los casos de los últimos años se vincula a la creatina, un compuesto nitrogenado que se acumula en los músculos esqueléticos unido a una molécula de fosfato, y que sirve como fuente inmediata de energía para la contracción muscular algo especialmente importante para los ejercicios breves y de alta intensidad. Al no figurar en las listas de sustancias prohibidas, se ha convertido en los últimos años en un producto de moda entre los deportistas, pese a que algunos estudios sugieren que su uso puede estar ligado a una mayor incidencia de cáncer. En el caso de jóvenes y adolescentes, la situación es aún más preocupante y seria, pues lejos del objetivo/fin de la práctica de ejercicio/actividad física: salud, bienestar, calidad de vida…, llegar a esta situación resulta contradictorio y paradójico, poniendo en riesgo la salud. Aún a esta edad se está dando el crecimiento y si a la toma de este tipo de sustancias añadimos las restricciones que se realizan en el patrón de comidas del deportista, la situación puede ser comprometida. Deben ser inculcadas las buenas prácticas y dentro de ellas las relativas a la alimentación son tan importantes como cualquier otra. La buena práctica deportiva, apoyada de una alimentación equilibrada y estructurada, considerando desde las características del individuo para el cálculo de sus necesidades, hasta la intensidad y tipo de actividad, períodos de entrenamiento y competición…, es clave para la mejora del rendimiento del deportista; nada por sí es milagroso y menos aún en cuestión de horas/días por la toma de un compuesto determinado. Gracias a la regulación existente en nuestros días y la relevancia del tema, a lo largo de los años han sido censuradas muchas sustancias, siendo todas sometidas a estudios científicos para confirmar o no las supuestas propiedades atribuidas. Una muy conocida, como es la cafeína, fue una de las últimas en ser excluida de la lista, pues lejos de lo que se pensaba, no presenta carácter dopante. En el siguiente enlace podéis encontrar más información: http://www.aea.gob.es/media/219709/listado%202011%20y%20mod.pdf Atletismo, ciclismo, halterofilia y natación son algunos de los deportes más ligados a las prácticas de dopaje.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply