Respirar con todo el cuerpo | Centro Medicina Integral
    • 28 JUN 15
    • 0
    Respirar con todo el cuerpo

    Respirar con todo el cuerpo

    Respirar globalmente

    Respirar con todo el cuerpo, respirar globalmente

    Normalmente, cuando en un grupo inicial de alumnos pregunto -¿con qué respiramos?-, me suelen contestar -con los pulmones-. Cuando me escuchan decir que no, que ventilamos con los pulmones pero que respiramos con todo el cuerpo, suelo encontrar caras de extrañeza.

    Ya he comentado en otros post, la importancia que tiene la respiración en el proceso de desarrollo humano. Por eso, dentro del Entrenamiento Sofrodynámico, el entrenamiento de la respiración ocupa un lugar esencial.

    Para aquellas personas que hayan decidido experimentar los beneficios de la respiración consciente, lo primero que deben atender será a tomar consciencia del Patrón Respiratorio Personal, es decir, a darse cuenta del modo habitual en el que respiran.
    Lo normal en una persona no entrenada es que se encuentren bloqueos respiratorios o tensiones a nivel muscular, las cuales dificultan el correcto fluir de la respiración cuando ésta es apropiada.

    ventilamos con los pulmones

    Ventilamos con los pulmones, pero respiramos con todo el cuerpo

    Para detectar dichos bloqueos hemos de fijarnos sobre todo en:

    1. La mecánica ventilatoria.
    2. Las pausas que se establecen entre la inspiración y la espiración.
    3. La duración de cada tiempo respiratorio.
    4. La profundidad o superficialidad de la respiración.
    5. La consciencia de la percepción de la entrada y salida del aire.
    6. La presencia o ausencia de tensiones musculares y de los movimientos diafragmáticos

    Una vez identificados lo que no funciona correctamente, se puede establecer una estrategia de trabajo inicial, la cual consistirá en eliminar los bloqueos o los aspectos disfuncionales, para instaurar posteriormente un patrón respiratorio adecuado.

    A partir de ahí comenzaremos a entrenar en un nivel diferente.

    Una vez superada esta primera etapa nos enfocamos en aprender a respirar con todo el cuerpo, es decir, pasar de una respiración localizada en el tórax o el abdomen a respirar de forma global.

    Esta respiración global aparece de manera espontánea cuando hemos conseguido establecernos en un movimiento fluido y armónico a nivel mecánico, junto con un tipo de experiencia respiratoria que trasciende lo meramente fisiológico para transformarse en lo que yo llamo el aliento vital.

    Para ello, necesitamos ir potenciando la consciencia de nuestra propia respiración y percibiendo como el aliento vital inunda toda la corporalidad.

    Cuando esto sucede, nos damos cuenta de que vamos mejorando nuestra capacidad sensoperceptiva y, al mismo tiempo. nos reconciliamos con nuestra corporalidad, experimentado, así, la consciencia de la globalidad.

    Respirar con todo el cuerpo es respirar plenitud, experiencia ésta que nos conecta con la alegría que sustenta la vida. Gracias a dicha experiencia podemos vivir con mayor sosiego y paz.

    Una vez hemos eliminado las tensiones corporales y los bloqueos respiratorios, es decir, una vez hemos conseguido que nuestra técnica respiratoria sea adecuada, es el momento de “abandonar lo aprendido”, de olvidar la técnica para que surja el arte.

    Porque respirar conscientemente comienza siendo una ciencia que requiere una

    Respirar con plenitud

    Respirar con plenitud nos permite encontrarnos a nosotros mismos y al universo

    cierta disciplina, pero que una vez alcanzado un cierto nivel trasciende el aspecto puramente técnico y metodológico para convertirse en un arte.

    Así que procura respirar fluidamente, como si todo tú fueses respiración, porque tu respiración sabe qué ha de hacer.

    Llegar a ser uno con nuestra respiración no es sólo algo útil para sí, sino que además de ser uno de los mejores regalos que podemos hacernos a nosotros mismos, al mismo tiempo es además un regalo especialmente valioso para quienes nos rodean y, aunque no lo entendamos muy bien, también para toda la humanidad.

    Por tanto, cuando te sientes a respirar, ten siempre presente que el fenómeno presente de nuestra propia respiración es la puerta de entrada a las dimensiones más profundas del ser, lugar de encuentro con nosotros mismos, con los demás y con el mundo que nos rodea.

    Leave a reply →
  • Posted by Todo tú eres respiración | Sofrodynamia® y Salud on 15 julio, 2015, 09:13

    […] eso, debido a la importancia que para mí tiene “el arte de respirar”, cada vez que comienza un nuevo grupo de entrenamiento sofrodynámico, suelo insistir en estas ideas, y cuando estos alumnos llevan practicando varios años y se […]

    Reply →
  • Posted by Rómulo Perdomo on 5 marzo, 2016, 22:57

    Excelente articulo. He llegado a entender por qué se dice que el Tao es la respiración universal. No se puede llegar a la iluminación sin la adecuada respiración pues es esta la que te lleva a la iluminación.

    Reply →

Leave a reply

Cancel reply

Photostream

Aprende a mejorar tu vida

Suscribete a nuestra Newsletter

Mantente al día sobre nuestros últimos artículos de salud, cursos, eventos...