Principios de osteopatía | Centro Medicina Integral
    • 27 NOV 12
    • 0
    Principios de osteopatía

    Principios de osteopatía

    Por Dª Rosa Díaz, Fisioterapeuta y osteópata, colaboradora del C.M.I. Dr. Nougués

    La osteopatía es una ciencia de enfoque global que se interesa en la persona como un todo. Se basa en la buena armonía, el buen equilibrio y la buena movilidad de la arquitectura esquelética de sostén del cuerpo en el espacio.

    Todas las estructuras anatómicas, desde las más densas (los huesos), hasta las blandas (fascias, músculos) y fluidas (sangre, líquido cefalorraquídeo) se encuentran en movimiento unas con respecto a las otras. El osteópata percibirá estos movimientos o la falta de ellos a través de sus manos.

    Hoy día sabemos que todas las estructuras óseas y por extensión, todos los tejidos del cuerpo, deben conservar intacta su movilidad mantener  todas las funciones, asegurando interdepencia e interrelación de los distintos sistemas y componentes del organismo. Eso quiere decir que toda perturbación de una estructura, por ejemplo una articulación, puede ser el origen de una disfunción y un factor causal de la alteración de la salud.

    LESIÓN OSTEOPÁTICA

    “Encuentre la lesión, trátela y deje actuar al organismo” (A. T. Still)

     Todos los tejidos que reciben una inervación  motriz (músculos, vasos sanguíneos, glándulas, vísceras,…) están expuestos a una excitación o inhibición.

    En una lesión osteopática hay un estado de hiperexcitabilidad permanente en las neuronas alfa del cuerno anterior de la médula. Todo influjo que pasa por el nivel medular afectado produce una facilitación crónica de la inervación motriz.

    Las fibras musculares inervadas por esos segmentos medulares hiperexcitados tendrán un tono demasiado elevado, que se pueden transformar en fuentes de irritaciones crónicas. Esto incluye las fibras musculares lisas viscerales y las estriadas esqueléticas.

    Una lesión osteopática va a producir:

    – Espasmos musculares,

    – Alteraciones vasculares por espasmos (con síntomas de cansancio, frío),

    Una manipulación osteopática libera de este espasmo muscular y arterial, devolviendo la normalidad a la función corporal.

    La disfunción puede ser también visceral, fascial y craneal, así como existen las vertebrales o articulares. Si la víscera deja de estar libre en su cavidad, desarrolla un trastorno, que puede afectar a su vez a la estructura o columna vertebral.

    Así tendremos una lesión mayor en un segmento vertebral que debe ser tratado como urgencia osteopática cuando:

    -Hay dolor al tocar sobre la vértebra.

    -Dolor en la piel en la zona o segmento inerva ese segmento medular.

    -Desequilibrio entre músculos (unos muy tensos y otros muy flácidos o hipotónicos) esto provoca desequilibrios y asimetrías en la postura.

    -Perturbación en la segregación de las glándulas afectadas (g. sudoríparas, salivares,…).

    -Perturbación de vísceras inervadas  por este segmento medular espasmo de los vasos sanguíneos que llegan a irrigarlas (disfunción estomacal, pulmonar, cardiaca,…).

    -Dolores difusos irradiados o referidos.

    El tratamiento manual de esta disfunción osteopática normaliza la función y favorece la curación total o parcial del proceso patológico.

    La osteopatía tratará de restituir la movilidad de esa víscera, así como todos los movimientos en el cuerpo humano, provocando una autocorrección en el organismo.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

Photostream

Aprende a mejorar tu vida

Suscribete a nuestra Newsletter

Mantente al día sobre nuestros últimos artículos de salud, cursos, eventos...