La leche, ¿problema o solución? | Centro Medicina Integral
    • 12 FEB 15
    • 0
    La leche, ¿problema o solución?

    La leche, ¿problema o solución?

    imagesLa leche es un alimento imprescindible para el lactante, siempre y cuando sea la de su propia especie, ya que contiene el perfil proteico y graso que dicho ser necesita para su adecuado crecimiento.

    Los seres humanos somos los únicos mamíferos que consumimos leche fuera del periodo de lactancia y, además, de otra especie, normalmente la de vaca. Esto debería considerarse, más bien, como un lujo culinario, siempre que te siente bien, pero no como una necesidad imprescindible, como muchos tratan de hacernos creer, sobre todo la industria láctea.

    El famoso “calcio” que aporta la leche no es asimilado de forma adecuada por los adultos, de ahí la paradoja que los países con menos consumo de lácteos sean también los que menos osteoporosis presentan.

    La ciencia actual confirma que la lactasa, enzima imprescindible para digerir la lactosa de la leche, disminuye de forma natural en la medida que vamos envejeciendo, de tal manera que para muchas personas mayores, la leche se convierte más en un problema que en una solución.

    Por otro lado, la caseína, lactoalbúmina y la lactoglobulina, proteínas de la leche de vaca, precipitan en el estómago formando un coágulo de lenta y difícil digestión.

    Se ha comprobado que la leche, además de ser mucogénica, es un alimento perjudicial en muchos procesos alérgicos y del aparato digestivo, lo cual lo constatan los pacientes cuando la eliminan de su dieta.

    Algunas personas angustiadas preguntan, ¿y de dónde saco el calcio si no tomo leche?, y yo les devuelvo otra pregunta ¿de dónde lo saca una vaca que no toma leche y, además, la fabrica?

    ¡Ningún mamífero adulto toma leche y no se descalcifican!

    Para los más aprensivos con el tema del calcio les aporto algunos alimentos que lo contienen y suelen absorberse mejor que la leche: Muchas verduras como (acelgas, espinacas, puerro, judía, col, cebollas…); legumbres (garbanzos, lentejas…); frutos secos (pistacho, nueces, cacahuete,…); huevo, pescados y mariscos, aceituna, chocolate, semillas de sésamo, etc.

    En nuestro medio disponemos de variedad y cantidad de alimentos suficientes para no ser deficitarios en calcio. Sin embargo, sí que podemos tener déficit de zinc o de magnesio, pero eso será motivo de otro post.

    Leave a reply →
  • Posted by Para los catarros | Sofrodynamia® y Salud on 5 octubre, 2015, 20:31

    […] vitaminas y con alto poder antioxidante es bastante recomendable, así como evitar o disminuir la leche de vaca y los derivados lácteos, sobre todo en aquellas personas tendentes a producir mucho moco, […]

    Reply →

Leave a reply

Cancel reply