Esto no es más lento | Centro Medicina Integral
    • 19 JUL 15
    • 0
    Esto no es más lento

    Esto no es más lento

    No es más lenta

    Existe la creencia errónea de que la Medicina Integrativa es más lenta

    Existe la creencia bastante extendida de que tratarse mediante algunos de los procedimientos de la Medicina Integrativa es más lento que realizar un tratamiento convencional. Dicha creencia es totalmente falsa y errónea.

    Este artículo podía acabar justo aquí, sin embargo me parece más oportuno explicar las razones del por qué de mi rotunda afirmación.

    Dicha creencia es, simplemente, lo que R. Dawkins llamó un “meme”, una unidad de difusión cultural que se transmite de individuo a individuo, independientemente de su veracidad.

    Una de las razones que alimentan este error se debe al desconocimiento que existe respecto al significado de  las enfermedades agudas y crónicas.

    Las agudas son aquellas que aparecen de forma brusca y que se resuelven en un plazo corto de tiempo, bien porque el paciente se cura o bien porque el paciente se muere. Existe una tercera posibilidad y es que dicha enfermedad aguda se cronifique, con lo que deja de ser aguda para convertirse en crónica.

    Las enfermedades crónicas son aquellas que tienen una evolución larga y que muchas de ellas duran toda la vida, como por ejemplo una artritis reumatoide.

    Esto quiere decir que, por razones evidentes, los tratamientos de las enfermedades agudas, sean estos los que sean, durarán menos tiempos que el de las enfermedades crónicas que suelen ser de larga duración.

    En estos casos, los calificativos rápido o lento no son aplicables a los medicamentos, sino que tienen que ver con el tipo de proceso que padece el paciente.

    Otra de las razones que sustentan este malentendido es que la mayoría de los pacientes que acuden a la Medicina Integrativa son los que padecen enfermedades crónicas, por tanto, como dije antes, lo lento e insidioso no es el tratamiento que se le aplica, sino el propio proceso que padece el paciente.

    He de reseñar que en el caso de las enfermedades agudas tratadas con homeopatía, acupuntura, etc, he visto detenerse una crisis de alergia en minutos, ceder un dolor instantáneamente, eliminar un cuadro de vómitos con las primeras tomas, ¿llamaríamos lento a estos resultados?

    rapidez en Medicina Integrativa

    Hay tratamientos en Medicina Integrativa que son rapidísimos

    Otro factores que influye para mantener activa la creencia de la lentitud de los procedimientos de la Medicina Complementaria son las erróneas expectativas de algunos pacientes, los cuales, frente a procesos que no han logrado resolverse por ninguno de los procedimientos de la medicina convencional, y antes de dirigirse al Santuario de Lourdes, acuden a una consulta de Medicina Integrativa con la pretensión de que lo que no se ha resuelto durante años se resuelva en pocos días.  Esto es poco realista y no suele funcionar.

    Una vez me dijo una paciente, -este tipo de medicina es más lenta, ¿verdad? Y yo le pregunté,-¿cuantos años lleva tratándose de lo suyo?-, a lo que me contesta -toda la vida-. -Entonces a un tratamiento que lleva toda la vida y que no le ha solucionado el problema, ¿lo llama rápido? Yo espero no tardar tanto, entre otras cosas porque pretendo jubilarme antes-, le dije, -así que seguro que vamos a ser más rápidos que el tratamiento que usted ha tomado hasta ahora-.

    Hay pacientes que llevan cuarenta años tomando psicofármacos y me preguntan -¿lo suyo es más lento, no? -Pues señora, como seamos más lentos voy a tener que seguir tratándola en la otra vida-.

    En cierta ocasión vino a consulta una paciente de unos cuarenta años con una dermatitis generalizada cuyas lesiones afectaban a todo el cuerpo. Cuando le pregunté desde cuando llevaba padeciendo dicha patología me dijo que desde bebé ya lo tenía.

    Tras la pertinente historia clínica y la exploración correspondiente, le dije, creo que podemos tratar este proceso, vamos a necesitar unos meses y un cumplimiento exacto de las prescripciones por su parte.

    La paciente calló unos segundos, tras los que confeso sentirse decepcionada porque pensaba que estaría curada en unos días, que eso de tardar meses era demasiado tiempo para ella. No llegó ni a iniciar el tratamiento propuesto.

    Es decir, llevar toda la vida padeciendo una enfermedad que numerosos dermatólogos y todos los tratamientos conocidos no le había podido solucionar le puede parecer razonable, mientras que cuando se le dice que en unos meses se puede mejorar el proceso, entonces le parece un tiempo excesivo. En fin, ya conocen la famosa frase, “¡hay gente pa to!”.

    Por otro lado, otro factor importante es que en medicina convencional muchos de los tratamientos son sintomáticos, mientras que en la Medicina Integrativa procuramos buscar las raíces del problema o los factores mantenedores del mismo para procurar realizar un tratamiento en mayor profundidad. Obviamente, esto segundo implica otro modo de trabajar que precisa un tiempo más largo, pero esto no significa lentitud en el tratamiento, sino que estamos haciendo otra cosa distinta.

    Por supuesto que es más rápido poner cuatro palos y un techo de plástico y a eso llamarle casa, que hacer unos buenos cimientos y construir con ladrillo y cemento para hacer una vivienda habitable. Lo primero es más rápido y lo segundo tarda más, pero ¿usted donde viviría?

    Hay que entender que dar un gelocatil para quitar un dolor es diferente a cambiar la alimentación, modificar los estilos de vida y aprender a llevar unos hábitos de vida saludables, pero los calificativos rápido o lento no son categorías aplicables a estos procesos. Hay tal diferencia entre el primer y segundo enfoque que no son comparables.

    Así que, cuando hablamos de vivir saludablemente, el asunto no es la lentitud o la velocidad de los medios que utilizamos, sino tener bien claro qué es lo que pretendemos alcanzar y cuál es el camino más apropiado para conseguirlo.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

Photostream

Aprende a mejorar tu vida

Suscribete a nuestra Newsletter

Mantente al día sobre nuestros últimos artículos de salud, cursos, eventos...