El camino del desarrollo humano | Centro Medicina Integral
    • 12 JUL 13
    • 0
    El camino del desarrollo humano

    El camino del desarrollo humano

    el camino del desarrollo humanoDecidir emprender el camino del desarrollo humano, esa senda que nos conduce al bienestar, es comparable a ascender por la vereda de una montaña para llegar a su cumbre.

    Requiere, pues, determinación, valentía, esfuerzo, constancia y disciplina. Valores estos poco habituales en una sociedad como la nuestra. Una sociedad en la que se pretende conseguir los mismos resultados de manera rápida, con atajos y con poco esfuerzo.

    Tal vez por eso, el camino del desarrollo humano, no sea algo que pueda estar de moda actualmente, sobre todo porque propone cosas contrarias a los valores sociales vigentes. Sin embargo, dicho camino, lleva estando presente en la vida de las personas desde tiempos inmemoriales, y nunca le afectaron las modas.

    Habrá muchos que prefieran quedarse al pie de la montaña, no asumir el reto que supone iniciar la subida. Son aquellos que carecen del valor y la capacidad de esfuerzo necesarias para emprender este camino, o aquellos otros que, tal vez, sus intereses en la vida se orienten en otra dirección.

    También encontraremos otros muchos que se volverán a mitad del camino. Son quienes carecen de la constancia necesaria y prefieren abandonar y tirar la toalla cuando comienzan a estar cansados.

    Otros muchos buscarán atajos más rápidos y más fáciles. Es decir, tratarán de conseguir la meta sin apenas esforzarse. Pero muchos de ellos se perderán en el bosque entre las brumas y los cantos de sirena de quienes les prometen un premio rápido y sencillo de conseguir.

    Por eso, si decides emprender la marcha, pídele a la vida que tu camino sea suficientemente largo, rico en enseñanzas y en experiencias, ya que será el propio camino, más que la meta, quien te aporte lo que andas buscando.

    Y tal vez un día, cuando hayas alcanzado la cumbre y  te encuentres  plácidamente observando la luna llena, te darás cuenta de que no te hallas solo, de que también otros buscadores llegaron a la cima para desde allí contemplar el mismo cielo.

    Y comprenderás que ascendieron por caminos distintos al tuyo, porque, en definitiva, cada cual ha de seguir el suyo propio. No podría ser de otra forma.

    Unos transitaron caminos más rectos, en cambio otros lo hicieron por veredas más serpenteantes. Unos fueron más arriesgados, otros optaron por sendas más seguras. Unos fueron más rápidos y otros más lentos.

    Sea como fuere, habremos de respetarlos todos y ser fiel al nuestro propio.

    Por último, es posible que una vez allí, en la cumbre, tomes consciencia de que existen otras nuevas cumbres por descubrir, muchas nuevas veredas que recorrer, otros nuevos cielos que alcanzar…

    Y no olvides que, una vez hayas reposado suficientemente, de nuevo emprenderás el camino, porque ¿cuál es el techo del desarrollo humano?….

     

    Leave a reply →
  • Posted by Frenos al autoconocimiento | Sofrodynamia® y Salud on 25 mayo, 2015, 11:20

    […] Hay quienes pretenden ser felices a través del dinero, del prestigio social, de ocupar cargos de relevancia, etc. Pero encontramos otro grupo de personas que entienden que disfrutar de una vida más saludable, feliz y armónica sólo es posible  de conseguir cuando elegimos el camino del autoconocimiento y del desarrollo humano. […]

    Reply →
  • Posted by Frenos al autoconocimiento | Sofrodynamia® y Salud on 25 mayo, 2015, 11:20

    […] Hay quienes pretenden ser felices a través del dinero, del prestigio social, de ocupar cargos de relevancia, etc. Pero encontramos otro grupo de personas que entienden que disfrutar de una vida más saludable, feliz y armónica sólo es posible  de conseguir cuando elegimos el camino del autoconocimiento y del desarrollo humano. […]

    Reply →

Leave a reply

Cancel reply