Cuidado con los antibióticos | Centro Medicina Integral
    • 19 ENE 17
    • 0
    Cuidado con los antibióticos

    Cuidado con los antibióticos

    Los hábitos saludables son el mejor preventivos de las enfermedades

    Mis padres tuvieron un primer hijo, un hermano mayor al que no conocí, que falleció con algo mas de dos años víctima de una enfermedad respiratoria. Ellos me contaron que de haber podido adquirir penicilina, posiblemente, el desenlace hubiese sido otro. Pero a principios de los años cuarenta la penicilina no había llegado todavía a nuestro país. Al parecer podía conseguirse en Gibraltar, pero mis padres carecían de los medios necesarios para ello.

    No cabe duda que los diversos avances científicos en el campo de la salud, como es el caso del descubrimiento de los antibióticos, han aportado a la humanidad unos beneficios incalculables. No obstante, hay ocasiones en las que dichos avances se utilizan de un modo tan poco apropiado que comienzan a generar más problemas de los que debieran. 

    En lo que se refieren a los antibióticos, esto podría subsanarse si se hiciese un uso racional de los mismos. La cosa tiene su lógica, aunque no siempre es correctamente entendida ni mucho menos aplicada en la práctica médica habitual. Así, con frecuencia, nos encontramos tratamientos que podrían describirse con la famosa frase de “matar mocas a cañonazo”, queriendo expresar con ello, bien la utilización de tratamientos excesivamente agresivos para tratar patologías que podrían mejorar con cosas mas suaves, o incluso la innecesaria prescripción de los mismos.

    Distintos organismos sanitarios internacionales, como por ejemplo la OMS, han llamado la atención sobre este asunto, destacando entre otras cosas el aumento de las resistencias bacterianas debido debido al mal uso de los antibióticos, así como los peligros para la salud que  dichas resistencias bacterianas conllevan, entre los que se encuentran el incremento de fallecimientos debido a infecciones por bacterias resistentes.

    Según los datos analizados, España es uno de los países con mayor uso de antibióticos por habitante, sin mencionar que es uno de los países de la Unión Europea que utiliza más cantidad de antibióticos también en animales.

    Durante la celebración del último “Día europeo del uso prudente de los antibióticos”, la directora en funciones del ECDC (Centro Europeo para la Prevención y control de las enfermedades) señaló cosas tan evidentes como que “la gente no sabe que los antibióticos no son eficaces contra los virus y no cura los resfriados”, queriendo señalar uno de los muchos ejemplos en los que se emplean estos medicamentos de forma incorrecta.

    Tampoco suele tenerse en cuenta en la práctica medica convencional los efectos del uso de los antibióticos sobre la flora bacteriana intestinal, produciendo en muchos casos un barrido de dicha flora con los consiguientes trastornos posteriores.

    Pero no quiero que se me entienda mal. No estoy señalando que los antibióticos sean algo malo o que no deban usarse, sino que comparto plenamente el punto de vista actual de la comunidad científica respecto al mal uso que se hace de dichos productos y, además, la necesidad de dar a conocer otra forma diferente de tratar ciertas patologías por medios menos agresivos, más naturales y, al mismo tiempo, demostradamente efectivos.

    Puedo atestiguar dicha efectividad a través de mas de 35 años de experiencia en las que he podido tratar muchos procesos infecciosos por otros medios, dejando el uso de antibióticos sólo para aquellos otros casos en los que su indicación era especialmente necesaria.

    Y sobre todo no olvidemos que en cierto tipo de enfermedades es de suma importancia lo que se denominó “el terreno”, es decir, las característica propias del sujeto y que, hoy día sabemos que se encuentra relacionadas con diferentes aspectos de tipo genético, inmunológico y de estilo de vida. Es bien  conocida la anécdota histórica del mundo de la medicina en la que se cuenta como Luis Pasteur, el “Padre de la Teoría microbiana” en su lecho de muerte dijo aquella famosa frase “Claude Bernard tenía razón, el terreno lo es todo el germen no es nada”, cosa que, sin embargo, hoy día no es suficientemente comprendida por muchos profesionales de la medicina.

    Por tanto, si queremos mantenemos saludables es fundamental que cuidemos dicho “terreno” mediante una dieta apropiada, el ejercicio físico correcto, la armonización de nuestra mente y seguro que enfermaremos menos y responderemos mejor a aquellos tratamientos que se nos prescriban.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

Photostream

Aprende a mejorar tu vida

Suscribete a nuestra Newsletter

Mantente al día sobre nuestros últimos artículos de salud, cursos, eventos...