Alimentación y deporte | Centro Medicina Integral
    • 22 MAR 17
    • 0
    Alimentación y deporte

    Alimentación y deporte

    Para un correcto rendimiento deportivo, la alimentación resulta fundamental

    Sabemos que la práctica deportiva junto con una alimentación adecuada constituyen dos de los principales pilares de la salud. Pero además no debemos olvidar que ambos se relacionan entre sí, de tal manera que no será igual lo que ha de comer una persona con vida sedentaria que otra con una actividad física importante. Esto parece que todo el mundo lo entiende, aunque no siempre somos capaces de seguir las mejores recomendaciones para conseguir un saludable equilibrio entre la ingesta y el tipo de ejercicio que realizamos.

    Hay que diferenciar entre una práctica deportiva moderada de la práctica deportiva intensa o de competición. En este último caso, el tema de la alimentación ha de ser minuciosamente controlado por alguien experto, de tal manera que se cubran todas las necesidades nutricionales del deportista en cuestión, en función de su peculiaridad metabólica individual y del tipo de entrenamiento o competición que realice.

    Por tanto, me voy a referir más a aquellas personas que hacen un ejercicio físico moderado y que ocasionalmente pueden tener picos de una mayor intensidad. Sin caer en la tentación de realizar una exposición muy técnica o demasiado extensa, voy a enumerar algunos sencillos consejos que si los tenemos en cuenta nos puede venir muy bien a la hora de alimentarse de forma correcta para hacer deporte.

    1.- Lo primero sería no olvidar el importantísimo tema de la hidratación. Siempre hemos de beber lo necesario, pero en el caso de hacer deporte no podemos olvidar que el ejercicio físico requiere un aporte extra de agua, por lo que se aconseja beber previamente al ejercicio y, en caso de esfuerzos prolongados, realizar ingestas hídricas de forma periódica para mantener un rendimiento físico apropiado. En algunos casos convendrá aportar algo de líquido aunque no se tenga todavía la sensación de sed. Cuando el ambiente es caluroso y se incrementa la excreción de agua y sales minerales a través del sudor, puede ser conveniente reponerlo mediante bebidas isotónicas con electrolitos.

    2.- Es conveniente evitar un error bastante frecuente que consiste en realizar una competición o un esfuerzo intenso en ayunas. Tampoco debemos hacerlo recién comidos.  Como norma general ser puede decir que es conveniente aportar hidratos de carbono  de fácil digestibilidad en la toma previa a la competición para llenar los almacenes fisiológicos del organismo con la glucosa necesaria para que el músculo trabaje en buenas condiciones. El arroz, la patata o la pasta pueden ser un buen recurso.

    3.- Las frutas y verduras aportarán también vitaminas y minerales muy necesarios durante el esfuerzo. Recordad que los ciclistas o los tenistas, cuyas competiciones son muy largas, ingieren pequeñas porciones de alimentos cada cierto tiempo, ya que si no lo hacen pueden llegar a debilitarse incluso de forma alarmante. Ellos lo llaman “la pájara”.

    4.- En cualquier alimentación equilibrada han de tener un papel importante las  habitualmente denostadas grasas. Es cierto que hay grasas poco saludables, pero también es cierto que existen otras que son imprescindibles para el organismo, ya que, entre otras muchas cosas, forman parte de las membranas celulares. En el deportista hay una mayor rotura de células, por tanto, en los procesos de recuperación y reparación celular, será muy importante el aporte equilibrado de grasas, sobre todo aquellas que son ricas en ácidos grasos poliinsaturados. Pensar que alguien que hace deporte ha de evitar las grasas suele ser un error frecuente.

    5.- En algunos casos puede ser de utilidad una buena suplementación con antioxidantes, ya que el ejercicio provoca un aumento de radicales libres en el organismo que habrán de ser contrarrestados. No obstante, hay que insistir en que una suplementación en nutrientes, vitaminas o antioxidantes, no sustituye a una adecuada alimentación. Incluso hay que andar con cierta prevención frente al abuso de determinados productos de suplementación deportiva que se dan en ciertos tipos de ambientes.

    6.- Las proteínas de buena calidad también habrán de estar presentes en la alimentación equilibrada en una proporción adecuada. Hoy día, las nuevas corrientes dietéticas abogan por la disminución del porcentaje de hidratos de carbonos y un aumento en las grasa y en las proteínas.

    En términos generales, los consejos de una alimentación saludable son los mismos que los que se pueden aplicar a una práctica deportiva de tipo moderado, con las matizaciones que hemos comentado con anterioridad.

    Y no olvidemos que, tanto la comida como el deporte, forman parte de algo mucho más amplio y complejo que es la vida. Una vida en la que la actitud mental y emocional con la que realicemos nuestras acciones marcará también la diferencia entre disfrutar y crecer o estancarse.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

Photostream

Aprende a mejorar tu vida

Suscribete a nuestra Newsletter

Mantente al día sobre nuestros últimos artículos de salud, cursos, eventos...